ESPA√ĎA | Debate parlamentario del Informe Anual 2020

El Defensor del Pueblo (e.f.), Francisco Fernández Marugán, ha comparecido en el Pleno del Congreso de los Diputados para hacer un balance del trabajo realizado en 2020.  En un año marcado por la pandemia de la COVID-19, la Institución que preside incrementó sus actuaciones un 40,5%. 

A lo largo de su intervención, el Defensor del Pueblo ha repasado las cuestiones más relevantes que recoge el Informe Anual 2020 de la Institución y ha insistido en la necesidad de alcanzar “acuerdos políticos, económicos y sociales lo más consensuadamente posible” para salir de la crisis generada por el coronavirus.

La población joven

Asimismo, se ha mostrado preocupado por la situación de los jóvenes y ha reclamado un marco económico y social estable para este colectivo que es, a su juicio, el que requiere más urgentemente la atención de la sociedad. Según ha recordado el Defensor, la población joven afronta altas tasas de desempleo y precariedad laboral que sitúan a la franja de edad de 20 a 29 años como el grupo de personas más vulnerables económicamente.

Por ello, el Defensor ha urgido a aplicar medidas de política social, de acceso a trabajos estables y dignos, de fomento a la vivienda y de conciliación que permitan a las generaciones más jóvenes “mirar al futuro con ilusión”.

El protagonismo del Estado

Fernández Marugán ha valorado el importante papel que ha tenido el Estado a la hora de atenuar los estragos económicos causados por la pandemia. Así, y tras afirmar que “esta crisis ha puesto de manifiesto la necesidad de protagonismo del Estado”, se ha mostrado convencido de que el impacto sobre la economía “hubiera sido aún más profundo si no se hubieran adoptado medidas para mitigar la pérdida de rentas en las personas más vulnerables y para garantizar la liquidez al tejido empresarial”.

Para el Defensor, ahora hay que hacer lo contrario de lo que se hizo en la crisis financiera de 2008, es decir, “cosas diferentes al rescate financiero de los bancos y las grandes empresas” para evitar “un crecimiento agudo de la pobreza y la profundización de la brecha que divide a quienes tienen acceso a la protección y quienes quedan a la intemperie”.

Sanidad

Según ha destacado el Defensor, la irrupción de la pandemia supuso un desafío sin precedentes y agudizó las carencias que venía arrastrando el Sistema Nacional de Salud (SNS) y sobre las que la Institución lleva advirtiendo desde hace varios años. Entre dichas debilidades, Fernández Marugán ha destacado las “listas de espera demasiado largas, la fragilidad de los servicios de urgencia hospitalaria, la escasez de profesionales sanitarios, la precariedad en la atención primaria, los problemas en la atención hospitalaria y los insuficientes recursos en salud mental”.

Residencias

Fernández Marugán ha dedicado parte de su intervención a explicar el trabajo realizado en materia de residencias para personas mayores. Así, en los peores momentos de la pandemia, en abril de 2020, la Institución dirigió recomendaciones a las comunidades autónomas para mejorar la atención sanitaria en los centros geriátricos, la información a familiares y la protección de los derechos de los residentes. Posteriormente, y fruto de sus actuaciones, y tras el estudio y análisis conjunto de quejas, la información oficial recibida y la evolución de la pandemia, el Defensor elaboró unas conclusiones que fueron publicadas en noviembre de 2020.

Migraciones

Por otra parte, el Defensor ha abogado por hacer una reflexión de conjunto sobre el fenómeno migratorio en España y las posibles alternativas que se podrían adoptar para abordarlo adecuadamente. Fernández Marugán ha asegurado que estas personas “vienen y van a seguir viniendo”, por lo que, a su juicio, deberíamos evaluar con urgencia, y de manera global, la regulación de los flujos migratorios. Así, ha señalado que “la mayoría de las naciones desarrolladas, con su población envejecida, requieren de mano de obra y los migrantes y refugiados, que necesitan un lugar seguro para vivir y trabajar, se la ofrecen”. La Institución publicó en 2020 el informe monográfico La contribución de la inmigración a la economía española, que acreditaba que pocos colectivos son tan necesarios e importantes para el desarrollo de España como el de los migrantes.

Consulta aquí la intervención del Defensor del Pueblo en el Pleno del Congreso.

 

Fuente: Defensoría del Pueblo, España

Share this site on Twitter Shara this site on Facebook Send the link to this site via E-Mail